8.2.16

Max Reger: Allegro affabile (Sonata para clarinete en fa sostenido menor Op. 49 nº 2)

Reger pasó tres años en Weiden recuperándose (1898-1901). Fueron tiempos de actividad febril, en los que no dejó de componer para el piano, el órgano y abundante música de cámara. Se dedicó, asimismo, a buscar editor para sus obras, tarea ardua sin duda, a pesar del apoyo de grandes figuras como Richard Strauss. Karl Straube no dejó de estrenar las piezas para órgano que iba componiendo y empezaron a llegar algunas críticas favorables, sobre todo de Múnich, lo cual preparó el camino para el traslado de Reger a la capital de Baviera. La pieza, uno de cuyos fragmentos os traigo hoy, es una muestra más de la admiración que sentía Reger por Johannes Brahms. Fue escrita en 1900, poco después de que Reger escuchase la sonata para clarinete Op. 120 nº 1 del hamburgués.

1.2.16

Max Reger: Passacaglia de la Suite para órgano Op. 16

En su época en Sondershausen y Wiesbaden (1890-98) Reger llevó una vida frenética. Siguió siendo a la vez alumno y profesor del conservatorio, empezó a publicar sus obras recomendado no solo por su maestro Riemann, sino también por Richard Strauss, a quien conoció por entonces (al igual que a Ferrucio Busoni, Felix Mottl o Eugen d'Albert). De todos modos, sus obras seguían encontrándose con una fuerte oposición (la que os traigo hoy le valió el calificativo de "terrorista musical"). El estrés del trabajo (empezó a actuar como concertista en estos años) y una mala experiencia en el servicio militar -donde le apareció una dolorosa úlcera en el cuello-, le llevó a caer presa del alcohol y el tabaco, que le llevaron a una situación lamentable. Al final, en junio de 1898, consintió que su hermana Emma le llevase a Weiden a recuperarse, a casa de sus padres. No todo fue malo en este periodo, sin embargo. Reger conoció a Elsa von Bagenski, que se acabaría convirtiendo en su esposa, se publicaron los primeros artículos elogiosos sobre su obra y empezó su relación de amistad con el organista Karl Straube, uno de los mayores defensores de su música, especialmente la mucha que compuso para el órgano. Hoy os traigo la Passacaglia con la que termina su Suite para órgano nº 1, Op. 16, obra de 1895.

25.1.16

Max Reger: Allegro scherzando (Sonata para violín y piano nº 1, Op. 1)

La idea inicial de la familia de Reger fue que se convirtiese en maestro de escuela, como su padre, Joseph Reger. Sin embargo, viendo sus cualidades musicales, no pusieron objeciones a que Adalbert Lindler, un antiguo alumno de Joseph que ejercía como maestro de música en Weiden, le diera clases de piano. Fue una visita a Bayreuth, en 1888, la que le convenció de que su vocación era la musical y, después de un prolongado tira y afloja, su padre consintió que ingresase en el Conservatorio de Sondershausen y posteriormente en el de Wiesbaden, donde su maestro principal fue Hugo Riemann (que fue, dicho sea de paso, uno de los encargados de acabar la magna biografía de Beethoven que dejó inconclusa Alexander W. Thayer). Su primera obra publicada, la Sonata para violín y piano en re menor (1890), de la que os traigo un fragmento (el segundo movimiento), impresionó tanto a su maestro que le recomendó para que él mismo fuese profesor de piano. La pieza se estrenó de forma fragmentaria en marzo de 1891 y, lo que será habitual, no causó buena impresión. A ver qué os parece.

18.1.16

2016: Año Reger (Suite para violonchelo solo nº 1)

Seguro que este año que acaba de comenzar verá muchas efemérides musicales importantes. Lo cierto es que aún no me ha dado lugar a repasarlas, sobre todo porque una me interesa sobre todas las demás: el próximo 11 de mayo se cumplirán 100 años de la muerte de Max Reger (1873-1916), un compositor al que admiro especialmente y que es bastante poco conocido (y quienes lo conocen, no suelen hablar muy bien de su obra). Yo creo que merece la pena dar un repaso a su  obra y eso es lo que pretendo hacer durante las próximas semanas, con ejemplos musicales de la vasta obra de Reger correspondientes a cada época creadora. (Hace algunos años publiqué una minibiografía de Reger que se puede consultar en esta misma bitácora). Como aperitivo, una pieza que muestra su admiración por Bach, su primera suite para violonchelo solo, Op. 131c nº 1 (escrita a comienzos del otoño de 1914) en una interpretación debida al mítico Emmanuel Feuermann.

21.12.15

Nielsen: Chacona para piano Op. 32 (FS 39)

El segundo compositor nórdico celebrado este año que ahora acaba al cumplirse 150 de su nacimiento es el danés Carl Nielsen, que es conocido sobre todo por su obra sinfónica, pero que también tiene interesantes obras para piano como esta Chacona escrita en el año 1916.

16.12.15

Beethoven: Obertura "Namensfeier" Op. 115

Ludwig van Beethoven fue bautizado el 17 de diciembre de 1770 en la parroquia de San Remigio de Bonn. Por eso, tradicionalmente, se considera que nació el día anterior, es decir, tal como el de hoy. Por eso, para festejar su 245º cumpleaños, os traigo una de sus oberturas, no de las más conocidas, escrita entre 1814 y 1815, titulada para la onomástica. Fue estrenada el día de Navidad de 1815 y se publicó diez años más tarde con una dedicatoria para el príncipe Radzivil. ¡Feliciades, Genio de los Genios!

14.12.15

Sibelius: Las Oceánides, Op. 73

Nos acercamos al final de este año 2015, que ha sido el del sesquicentenario del nacimiento de dos importantes compositores nórdicos. Uno de ellos, Jean Sibelius, escribió varios poemas sinfónicos, casi siempre inspirados en el Kalevala, el poema épico nacional de los finlandeses. Sin embargo, el que traigo hoy aquí es uno de los pocos que se sale de esa pauta. Se trata de Las Oceánides, una obra de 1913-14 (un encargo que le vino de los Estados Unidos), donde describe a estos seres de la mitología griega, hijas de Océano y Tetis, ninfas siempre relacionadas con algún río, lago o fuente.

26.10.15

Charles Trenet: "La mer"

Cuidado, que hay quien dice que es la canción más bella jamás escrita. ¿Qué opináis? Aquí la tenéis en la versión original, en francés, cantada por su creador, Charles Trenet, que la escribió en 1943.



Ha habido centenares de versiones, pero la inglesa es la más conocida (con una letra que no tiene nada que ver con el original). Quizá quien más se identifica con ella sea el cantante neoyorquino Bobby Darin, que murió en 1973 a los 37 años de edad a causa de una enfermedad cardíaca. Se dice que tras cada una de sus actuaciones, tenía que ir a que le diesen oxígeno...

19.10.15

Boccherini: Quinteto Op. 11 nº 5

A veces es bueno situar las piezas más célebres en su contexto. Hoy lo voy a hacer aquí. Celebérrimo es el "minueto" de Luigi Boccherini, pero tal vez mucha gente no sepa que en realidad se trata del tercer movimiento de su Quinteto para cuerda en la mayor, Op. 11 nº 5. Pues sigue la obra completa, para que os hagáis una idea de la forma de crear música de este enorme compositor, cuya obra de cámara es tan extensa como magnífica y requeriría mayor atención.

5.10.15

Rameau: Suite de "Les Boréades"

La vida de Jean-Philippe Rameau fue lo suficientemente larga como para ser un estricto contemporáneo de Bach y Händel que, cuando murió, en 1764, se hallase rodeado de un incipiente clasicismo musical. Del último año de su vida es la música que os traigo hoy, la suite orquestal de la postrer ópera del maestro de Dijon, que no se estrenó hasta casi doscientos años después de su muerte.

28.9.15

Schubert: Sonata para piano en si bemol mayor D. 960

No se me ocurre mejor forma para empezar la semana que esta; me lleva rondando toda la mañana y la traigo aquí. A disfrutarla.

14.9.15

Bill Evans: "Night & Day" ("Everybody Digs Bill Evans", 1958)

Hoy traigo un trío, pero muy diferente al de la semana pasada. Se trata de un trío de jazz, formado por piano, bajo y batería y a su cabeza se encuentra el genial Bill Evans. Nos ofrecen una estupenda versión del célebre Night and Day, de Cole Porter. A ver si nos da energías para empezar bien la semana.

7.9.15

Max Reger: Serenata para flauta, violín y viola Op. 141a

Reger, una de mis debilidades, escribió mucha música de cámara en una época en la que era más habitual emplear unas fuerzas orquestales cada vez más gingantescas. Muchas veces se le teme por ser un tanto "pesante", incluso en estas obras escritas para pocos instrumentos, pero piezas como la que hoy os traigo lo desmienten. Ya veréis qué delicia.




27.7.15

"La fleur que tu m'avais jetée" ("Carmen", Bizet) por Jon Vickers

El pasado día 10 de julio murió el tenor canadiense Jon Vickers. Tengo que decir que nunca fue santo de mi devoción. Poseo varias grabaciones suyas y aunque admiro el poder de su voz tiene algo que no me llega a satisfacer plenamente. Pero soy un simple aficionadillo y no me voy a poner a criticar sin tener argumentos. El caso es que hace unos días hablé del asunto en las redes sociales con mis expertos operísticos de cabecera, Don Gino y Monsieur Robespierre, y les puse un vídeo de Vickers cantando Otello que no les hizo demasiada gracia. Replicaron que tal vez sería un mejor homenaje escucharle cantado esta célebre aria de Carmen y por eso es por lo que lo traigo aquí. Espero que esto sí les guste, a ellos y a quien lo vea.